El grupo de música popular de la zona cocalera, que canta sobre la vida de los mafiosos y los raspachines, fue invitado por el presidente Duque para rendir un homenaje navideño a los soldados que combaten el narcotráfico.

Era la fiesta de navidad en el fuerte de Larandia que es la base del esfuerzo antidrogas del Ejército Nacional en la Amazonía colombiana.