Y también mientras el resto de los colombianos dormía, en el Congreso se aplazó la iniciativa para impedir que los condenados por corrupción paguen sus penas en la casa.

El proyecto no fue incluido entre los que debían discutirse en la sesión a oscuras y por ello su discusión final fue aplazada para el año entrante.