Sorpresivamente hoy el ministro de Defensa organizó una rueda de prensa para anunciar, al lado del comandante de las Fuerzas Militares, el retiro forzoso de once oficiales de inteligencia.

Aunque ni el ministro ni el general Navarro mencionaron explícitamente la investigación de la revisa Semana sobre espionaje ilegal de la inteligencia oficial a periodistas y altos funcionaros, éstos retiros tienen qué ver con el escándalo periodístico.