En momentos en que Naciones Unidas expresa su preocupación por el asesinato de líderes sociales en Colombia, se presentó una masacre en Tarazá, Bajo Cauca antioqueño.

Cinco líderes comunales fueron asesinados ayer por el un grupo vestido con uniformes militares a la usanza de Castaño, Mancuso y Jorge 40.