El Ejército, la Policía y la gobernación del Valle se declararon abierto a escuchar las versiones que vinculan a presuntos uniformados con la masacre de cinco personas ayer en Jamundí, Valle.

Hoy también se reveló que la masacre estaría relacionada con la apertura de una supuesta caleta de narcotraficantes que la Policía encontró abierta y vacía cerca de la escena del crimen.