Antes de que se resolviera la tutela que pide sacar de circulación las escopetas calibre 12, como la que le quitó la vida a Dylan Cruz, la alcaldesa de Bogotá prohibió su uso en Bogotá.