Entre quienes calificaron como desastre lo ocurrido ayer en el primer día sin IVA está la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Dijo que subir las ventas podría implicar bajar la vida… Y lo llamó insensato.