Los patrulleros a cargo del CAI de Soacha, Cundinamarca, en cuyo incendio murieron nueve internos, serán imputados por homicidio agravado. La Fiscalía dice haber examinado más de mil horas de video para llegar a su conclusión.

Los familiares de las víctimas esperan el juicio para ver si en ella se respalda y confronta su versión, según la cual los policías no sólo omitieron su deber de salvarlos, sino que actuaron para que se quemaran.