Medio centenar de pacientes severos de Covid donaron lo que sería la cura de uno de cada tres en la pandemia. El Invima tiene pendiente para su aprobación en uso clínico en el país, los resultados del ensayo con paciente de convaleciente que acaba de terminar.

Un ensayo clínico que se inició en abril en Bogotá, con la alcaldía, una universidad y dos clínicas, hoy ya recogió evidencia científica según la cual podría evitar que los pacientes severos de covid-19 lleguen a UCI y reducir su tiempo de recuperación.