Los campesinos que compraron un fungicida para las plagas de las verduras vieron perder sus cosechas, pero el laboratorio que la fabricó dice que ya el ICA investigó y concluyó que su producto no fue el que dañó la cosecha y los suelos…

Qué tal esto.