El gobierno está dispuesto a subsidiar el seguro de cosechas que se acaba de regular con hasta el ochenta por ciento de las pólizas