En la reunión de emergencia que tuvo el presidente Duque con 32 gobernadores e igual número de alcaldes para tomar medidas sanitarias para contener la epidemia de coronavirus, se tomaron varias medidas, entre ellas, la suspensión de los exámenes del ICFES y la restitución del agua a los que la tenían cortada por falta de pago.

Curiosamente en el mismo salón, aunque con buenas intenciones, se reunieron más de cien personas y no guardaron entre sí la distancia recomendada de un metro.