El presidente de la Cámara, Carlos Cuenca, se mostró agresivo con varios de sus compañeros y aunque no se oyó se vio cuando le echó un madrazo a Juan Carlos Lozada