Ante la confesión de Losada, el gobierno Duque aprovechó para volver a pedir que los antiguos miembros de las FARC salgan del Congreso, en particular, que él, sea expulsado del senado. 

La petición la hizo el comisionado Miguel Ceballos, pero los negociadores del Acuerdo con las FARC explican que esa petición no tiene ni pies ni cabeza.