El grupo de los congresistas rebeldes, que llegó a 38 miembros, se presentó en el capitolio y expresó con su presencia su inconformidad por la extraña sesión de hoy.

Quienes estuvieron en el Congreso eran miembros de varios partidos, no sólo de la oposición, pero en cambio todos se caracterizan por su independencia del gobierno.