Con una pantalla en que se ven de a uno en uno a los congresistas actuales, se abrió oficialmente la legislatura. En el capitolio sólo había 38 parlamentarios, en el resto de la edificación asustaban.

Fue una sesión larga y difícil y en medio de las dudas sobre la constitucionalidad de esta inauguración de las actividades del Congreso de la República.