Los mensajes alarmistas en las redes tuvieron un impacto directo en la venta de armas no letales, que se parecen física y sonoramente a las reales y cuyo porte sigue siendo ilegal.MOSTRAR MÁS