El cuentero que solía acompañar el sol de la sobremesa para quienes almorzaban en el tradicional Chorro de Quevedo, en el centro histórico de Bogotá, ahora se echa su carreta desde un tejado con distancia social.

Hicimos un recorrido para ver los protocolos que están aplicando en la ciudad los restaurantes que pudieron abrir mesas al aire libre, en calles y plazoletas, para reactivar la gastronomía en Bogotá.