El cantante vallenato que cobró relevancia política cuando adhirió a la causa paramilitar en 2004, Poncho Zuleta, fue el invitado a la fiesta de navidad de la Fiscalía General de la Nación.

El fiscal general y el director administrativo de la Fiscalía dijeron lo contrataron porque no encontraron investigaciones vigentes en su contra.