María Claudia Daza, exasistente de Álvaro Uribe y conocida como La Caya o Cayita, tuvo unos roles políticos y sociales mucho más importantes de lo que su exjefe y el Centro Democrático han querido admitir.

La boda de su hija, Valentina Campo Daza, en Valledupar, fue un ejemplo de la capacidad de convocatoria que tenía la subalterna del expresidente