Aún en tiempos de coronavirus, no se olvidan las noticias político- judiciales del país.

“Tú eres como mi hermana…“, así se refería el Ñeñe Hernández a la Caya Daza.

La Ñeñepolítica, como se ha dado en llamar el escándalo por la relación social y electoral de José Guillermo Hernández, investigado por sus nexos con el cartel del narcotraficante alias Marquitos Figueroa, con  miembros de la campaña del entonces candidato Iván Duque, sigue produciendo información.

María Claudia Daza conocida también como la Caya o Cayita Daza era, hasta hace unos días, miembro del grupo de trabajo legislativo del senado Uribe Vélez y fue su asistente durante varios años. En esa condición también llegó a la campaña  para la Presidencia del candidato Duque.

“Hablé con Edward Rodríguez…. que 15 alcaldes del Magdalena se quieren reunir con Iván”, Ñeñe Hernández.

El escándalo de la conexión del misterioso Ñeñe estalló cuando el periodista Gonzalo Guillén reveló la transcripción de una grabación en que la Caya Daza y el Ñeñe hablan de meter por debajo de la mesa mil millones de pesos para la segunda vuelta presidencial en Guajira y Cesar.

Noticias Uno obtuvo, en exclusiva, este video del día en que llegó el féretro de Hernández a Valledupar procedente de la ciudad brasilera de Uberaba en mayo del año pasado. En la imagen se ve, vestida de blanco y recibiendo el cuerpo, a la madrina política del Cesar Cielo Gnecco, del clan Gnecco, conocido por las antiguas relaciones de miembros de esa familia con el paramilitarismo. Más adelante se ve a una segunda persona, vestida de riguroso negro de luto, hablando con la sra Gnecco. Se trata de la misma Caya Daza que hace unos días negó ser la persona que fue grabada hablando con el Ñeñe cuyo hijo también desmintió la amistad entre la exasistente de Uribe y su padre. Al fondo del corredor en que Gnecco y Daza esperaban, unos hombres bajaron de un vehículo el ataúd. Ante las mentiras, las evidencias visuales resultan contundentes.