El suicidio de dos prestigiosos médicos, en Bogotá en las últimas semanas, impresionó a su comunidad, pero no fue sorpresa para quienes estudian ese fenómeno.

Los especialistas en enfermedades terminarles son los que más sufren depresión, según los expertos, pero muchos médicos están expuestos al mal del suicidio, aunque no se hable de eso.