Por su parte Ariel Ávila de la Corporación Paz y Reconciliación le da la razón con base en su documentación y análisis al líder chocoano, Palacios y no a las cuentas oficiales que se hicieron allí esta mañana.