La Universidad Sergio Arboleda que fundó Álvaro Gómez Hurtado hizo un foro con sus mejores figuras académicas en torno al asesinato de él. Todos ellos concluyeron, sin evidencias en contrario, que las FARC no lo mató, como aseguraron ante la JEP dos exjefes del secretariado.

Según ellos no había enemistad entre las FARC y Gómez Hurtado, pero olvidan que fue él como senador quien presionó al gobierno también conservador de Guillermo León Valencia para iniciara la guerra contra éstas, en el famoso discurso de las repúblicas independientes.