El director del Programa Nacional de Cultivos Ilícitos le dijo a El Espectador que ningún directivo de las dos organizaciones que interactúan con él ha sido asesinado, pero el tanque de pensamiento dice que por defender la sustitución de cultivos 83 han sido asesinados.

Encontramos también el nombre del nuevo director en la base de datos de procesos judiciales pendientes, con un expediente aún abierto por presunto prevaricato de cuando trabajaba en Incoder.