Una banda armada que se hace llamar La Mafia, cerró las entradas de Yurilla, un corregimiento de Puerto Leguízamo, Putumayo, y asesinó al menos a dos campesinos. El Ejército acudió hoy y anunció que iniciaría operaciones allí contra las disidencias de las FARC.

Aún no se ha terminado de evaluar los estragos de los asesinos, que toda la noche mantuvieron secuestrada a la población y al amanecer de hoy se fueron, dejando dos cadáveres tras de sí.