En una operación de contra-información, que se inició tan pronto Semana publicó el nuevo escándalo de las chuzadas, las redes oscuras produjeron varios videos y afiches en contra de las víctimas de los seguimientos ilegales.

La operación de contra información pretende hacer aparecer a quienes son objetivo militar de espionaje como si fueran los victimarios de una conspiración política contra el presidente Duque y su gobierno.