Google examinó las lecturas del GPS de sus usuarios en todo el mundo, para estimar el grado de distancia social que entre ellos se ha puesto en tiempos del Covid-19, con la tecnología al alcance de sus manos.