En los momentos más dramáticos de la epidemia en Guayaquil, un reportero se contagió, en una rueda de prensa de la alcaldesa. Noticias Uno conversó con él sobre la situación en esa parte de Ecuador y cómo fue su pelea personal con el virus.

Él dice que los servicios clínicos estaban aún más saturados que los funerarios y que él tuvo que pagar de su propio bolsillo los exámenes y buscar por sí mismo cómo superar la infección.