Los países del tercer mundo intentaron conseguir que se liberara de pagos de patente a las vacunas del Covid19 en la asamblea de la Organización Mundial del Comercio. En la discusión, Colombia se alineó con las potencias industriales.

Nuestro país votó para que la distribución de la vacuna se haga sobre los criterios de la guerra comercial entre laboratorios multinacionales y no bajo los criterios de solidaridad propios de una pandemia.