El Banco de la República vendió 1.7 billones de pesos en oro justo antes de que su precio cambiara a favor del comprador… Los analistas dicen que el banco no tuvo la culpa.