A cuatro días de que se realice la jornada nacional de protesta que han convocado centrales obreras y organizaciones sociales y estudiantiles, el ambiente político está siendo contaminado.