Los recobros de la salud, es decir, esos gastos que no están incluidos en el Plan Obligatorio, en teoría se pagan según las auditorías de un contratista, pero éste no ha cumplido con su papel, así que en la práctica se hace por promedios.

La administradora de los recursos de la salud, ADRES, asegura que ésta misma está asumiendo el trabajo de su contratista y así verifica los pagos hechos.