El ESMAD en Barranquilla detuvo a cinco fotógrafos del periódico El Heraldo, les quitó sus cámaras y los retuvo dentro de una tanqueta y explicó que su objetivo no era censurar a la prensa sino a las redes sociales.

El comandante de la Policía de Barranquilla dijo que capturaron a los periodistas, porque los confundieron con estudiantes que estarían tomando fotografías en la calle.