La ‘papa caliente’ de Uribe en el Senado

La suspensión de las actividades en el Congreso del senador Álvaro Uribe por cuenta de su detención domiciliaria, es una papa caliente que nadie quiere asumir en el Senado…

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema envió comunicación formal a la presidencia del Senado, en cabeza de Arturo Char, del partido aliado del gobierno uribista, Cambio Radical, en la que solicita la suspensión temporal de las funciones parlamentarias del expresidente Uribe

Como lo ordena la Constitución que dice que hay falta temporal cuando se le dicta medida de aseguramiento a un congresista; el concepto del Consejo de Estado según el cual hay que aplicar el reglamento interno para sustituirlo y lo que dice esta norma, Char le envió la solicitud de la Corte a la Comisión de Ética que hoy es presidida por Santiago Valencia, subalterno de Uribe en el Centro Democrático y quien es hijo de Fabio Valencia Cossio, aliado del expresidente…

Valencia se enredó con el chicharrón pues la Comisión que precisamente es de ÉTICA, tiene que recomendarle la suspensión de su líder a la plenaria del Senado. Valencia González quedó entre la espada de su partido, su jefe y su papá, y la pared de la Corte Suprema… Por eso se inventó que tenía que pedirle a la Corte la providencia de 1550 páginas para estudiarla… Pero la disculpa le resultó mal pues el documento judicial llegó en menos de dos días y unos de sus colegas en esa célula no le jalaron a incumplir la orden de los jueces… Unos dejaron constancia escrita de su posición y otros quieren enredar la decisión…

Una perla adicional: el pulgarcito, como le dicen a Eduardo Pulgar, investigado en la misma Corte por intentar sobornar a un juez según revelación de Daniel Coronell, integra la Comisión de Ética y no se declara impedido… En los próximos días el Senado tendrá que suspender a Uribe o desobedecer a la Corte Suprema. Prueba de fuego para la democracia.