La Policía de Cartagena capturó y un juez envió a la cárcel a un barranquillero de 29 años que quemó a su compañera, madre de tres hijos.

Según le contó ella a sus padres antes de morir, luego de una discusión, él resolvió rociarla en alcohol etílico y prenderle fuego… Pero ella no pudo sobrevivir al ataque.