Pretendiendo generar terror en la población que la saque de su territorio o la obligue a sembrar la coca que dos bandas criminales requieren, una familia aspirante a los programas de sustitución voluntaria fue asesinada ayer en Tierralta, Córdoba.

La mamá de esta familia era también líder comunal, en cuya cabeza avanzaba un proyecto de cría de cerdos para sustituir el sustento que en la región aportaban los cultivos ilicítos que, en la mismas condiciones actuales empezaron a promover las AUC hace 20 años allá.