Una de las pruebas más relevantes en el proceso Uribe es el video grabado por el testigo Monsalve en su celda, con un reloj cámara, cuando otro interno intentaba convencerlo de declarar a favor del expresidente.

Monsalve grabó a su compañero de celda Enrique Pardo Hasche con permiso de la corte y lo que quedó registrado en el video es contundente.