Esta semana la Corte Penal Internacional calificó a sus aspirantes y una de las calificaciones más bajas le correspondió el superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, que les propuso el presidente Duque.

Con el mismo criterio, su amistad personal con la familia del presidente, fue seleccionado como superintendente y en este cargo archivó los casos que ya habían sido denunciados públicamente, pero castigó a un influencer por republicar las fotos de los hijos que Duque ya había publicado.