Álvaro Uribe, ahora exsenador, reapareció en la escena política desde su hacienda de Rionegro, Antioquia, para insistir en su vieja idea de un referendo para eliminar lo que no le gusta y crear instituciones nuevas a su gusto.

El exsenador reiteró su deseo de eliminar por completo la Jurisdicción Especial de Paz, JEP, y de eliminar las Corte y crear sólo una.