El senador Iván Cepeda, aceptado como víctima en el proceso penal contra el expresidente Uribe, por fraude procesal y manipulación de testigos, confirmó las recusaciones que interpuso contra el fiscal general y contra el delegado al que le asignó el caso.

El senador Cepeda también reafirmó el incremento en las amenazas que están recibiendo él, su familia y su círculo de trabajo, e hizo responsable al expresidente de lo que le suceda de ahora en adelante.