La asamblea anual del partido FARC está atomizada, no sólo por las notables ausencias de algunos de sus líderes, sino, porque, debido al Covid, se realiza en once lugares diferentes…

La dispersión física de los miembros del nuevo partido ha hecho difícil el seguimiento del desarrollo de su asamblea, en donde se decidirá si Timochenko sigue a cargo y si el partido cambia nombre.