Y el gobierno Duque, que ganó las elecciones gracias a los votos del procesado, no se abstuvo de intervenir en la noticia del día, pese a que la participación en política está prohibida a todos los políticos.

Se pronunciaron muchos altos funcionarios salvo el presidente. Y el ministro de defensa se destacó cuando llamó presidente, no a su jefe, sino al expresidente.