Tres congresistas del uribismo del ala más extrema del ese partido interpusieron una acción popular contra la minga y la propia alcaldía de la ciudad, con el argumento de que la presencia indígena es un riesgo sanitario.

José Obdulio Gaviria, Carlos Felipe Gaviria y Fernando Nicolás Araujo, alegan que los indígenas están violando las normas de bioseguridad y que ponen en peligro la salud de todos los bogotanos.