Los rumores sobre los planes de Bogotá para ubicar y mantener a habitantes de calle desataron el miedo y rompieron con el distanciamiento de la pandemia… Lo vecinos demostraron tenerles más miedo a los extranjeros que al virus.