La fortaleza de Daniela Álvarez para enfrentar el mundo sin un pie, hace parte del ADN nacional. Dos deportistas son ejemplo en la forma de adaptarse para comenzar a vivir la vida después de una pérdida como la que ella sufrió.