La persecución a la secretaria de la mujer de Manizales no corre por cuenta de sus paisanos, pues la Iglesia no tiene reparos a su labor, sino por cuenta de bogotanos que, además de vivir a 293 kilómetros son hombres que no serán afectados por su gestión.

Matilda González es trans, abogada en Colombia y graduada en derechos de género en los Estados Unidos, pero está en la mira del abogado uribista Samuel Ángel que organiza en su contra una tutelatón, en busca de una sentencia judicial que la vete.