Estaciones de Policía, CAIs y Unidades Permanentes de Justicia han tenido en sus celdas suicidios de jóvenes con procedimientos increíbles… Los padres de tres de ellos cuentan sus casos, pero el sistema judicial no dice nada de ninguno de ellos.