El alcalde de la Palma adicionó el contrato de mercados para los vulnerables de su municipio con un “otro sí” que le permite comprarlos a los precios del mercado a los que los encontraron sus residentes y lo publicaron en redes sociales.