Toque de queda, ley seca y cierre de parques. Así pasará este fin de semana y toda la semana entrante, la ciudad de Cali. Estas medidas aparentemente extremas son necesarias porque las cifras del contagio no ceden.

Pese a todas las medidas restrictivas y a las peticiones de las autoridades, muchos caleños insisten en salir exponiéndose y exponiendo a los demás.